Sitemer

sábado, octubre 15, 2016

Vandia 2016: FLOWERS + HANNA EPPERSON + SHAKIN' PIÑAS


VANDIA 2016:  FLOWERS + HANNAH EPPERSON

Sábado, 15 de octubre - 20:30 h
Asklepios (C/ de la Torrecilla, 14)
Entradas 12 €* anticipada / 15 €* taquilla
Club de los 27 10 €* (sólo en taquilla)
*(incluye 2 € de descuento en consumición)

Venta anticipada en Ticketea, Beluga, Kafka, y Nuberu



Aftershow en COCO Café con SHAKIN' PIÑAS



FLOWERS

Algo tienen de especial y maravilloso los tríos (The Clean, Cocteau Twins, Galaxie 500) con su forma de sacar el máximo partido a las limitaciones de una formación reducida a tres personas. Los londinenses Flowers lo demuestran con su segundo álbum “Everybody's Dying To Meet You” publicado vía Fortuna Pop! (EU) y Kanine (US). Con Rachel Kenedy aportando voces etéreas sobre las texturas de la guitarra de Sam Ayres y la batería metronómica de Jordan Hockley, Flowers logran unir el sonido shoegaze, C86 y la influencia del sello neozelandes Flying Nun con gran éxito.
“Everybody's Dying To Meet You” es un disco repleto de hits inmediatos y de melodías infecciosas. Brian O'Shaughnessey (The Clientele, Primal Scream, My Bloody Valentine) ha sido el elegido para producir el disco y captar la esencia del sonido de los londinenses en directo y plasmar toda la urgencia de su música. Un coctel muy inspirado de melancolía y efervescencia pop.





La prensa dice:

Indienauta “Con “Everybody’s Dying To Meet You”, Flowers han ganado en crudeza, pero no han perdido ni la sensibilidad ni el talento que dejaban ver en su debut. Todo un logro que les convierte en una de las bandas más interesantes del indie-pop actual.”
El Planeta Amarillo “El trío londinense sigue sorprendiéndonos con unas composiciones mágicas y llenas de inspiración, sin perder un ápice de frescura”


HANNAH EPPERSON
Nacida en Utah, criada en Canadá, y residente en Brooklyn, la jovencísima Hannah Epperson  ha encontrado tiempo en su intenso trasiego vital para, además de adquirir formación clásica como violinista, abandonar la dictadura de la partitura y encontrar su discurso.

Apelando a una significativa economía de recursos (al citado violín suma exclusivamente loop station y voz) la norteamericana factura irresistibles canciones pop, empapadas de magia y emotividad. Se suma así a esa hornada de músicos que, formados en el conservatorio, han decidido enfrentarse al mundo con su instrumento subvertiendo las fronteras de la música popular.

Definitivamente, el arpa de Joanna Newsom, el chelo de Wes Swing y Ben  Sollee, el contrabajo de Nat Baldwin y Arthur Russell, y el violín de Andrew Bird, Owen Pallett o Patrick Wolf tienen una nueva aliada.

Tras su primera y aclamada gira el febrero de 2016, Hannah regresa en formato dúo para certificar que lo suyo tiene mucha miga.